Nombres populares en el callejero de Avilés

Avilés › Asturias

[EuroWeb Media]

Ruta GPS

Teléfonos: Oficina de turismo

985 544 325

 

Datos básicos

Clasificación: Etnografía

Clase: El concejo

Tipo: Varios

Comunidad autónoma: Principado de Asturias

Provincia: Asturias

Municipio: Avilés

Parroquia: Avilés

Entidad: Avilés

Comarca: Comarca de Avilés

Zona: Centro de Asturias

Situación: Costa de Asturias

Dirección: Aviles

Código postal: 33402

Cómo llegar: Nombres populares en el callejero de Avilés

Dirección digital: 8CMPH35G+82

E-mail: Oficina de turismo

E-mail: Ayuntamiento de Avilés

Sobre Avilés: Cosmopolita, marinera, medieval, dinámica y metropolitana, así es la ciudad de Avilés y su entorno.

Tipo de turismo: accesible, arquitectónico, carreras de montaña, cementerios, cicloturismo, compras, costero, cultural, espacios protegidos, eventos, gastronómico, industrial, lgtb, marítimo o de cruceros, monumental, negocios, ornitológico, religioso, reuniones y congresos, rural, seminarios y convenciones, sol y playa, urbano o de ciudad y viajes de incentivo.

 

Nombres populares en el callejero de Avilés

Nota: No disponemos de foto de Nombres populares en el callejero de Avilés, mostramos un detalle del mapa de la zona. Si observa algún error en el contenido, agradecemos use el formulario que hay a pie de página.

Descripción:

  • Autor: Ramón Baragaño*, escritor e investigador.

Hace quince días, hablando de la plaza de España, se contaba en esta sección cómo había surgido en 1893 el nombre de El Parche** con que desde entonces es conocida popularmente en Avilés dicha plaza. Hoy me voy a referir a otros tres nombres populares en el callejero avilesino que se han mantenido siempre a pesar de haber ostentado oficialmente otros nombres más pomposos que nunca han llegado a cuajar. Alguno de estos nombres populares han llegado incluso a ser reconocidos oficialmente, como es el caso del parque de Las Meanas y de la Cuesta de la Molinera.

Calleja de los Cuernos

Esta estrecha calle existía ya a principios del siglo XVII con el nombre de travesía de la Cámara. Así se menciona cuando en 1602 ó 1603 se trasladó el rollo que había estado colocado en la plaza de Fuera de la Villa (hoy plaza de España) al entronque de la calle de la Cámara con la mencionada travesía. El 15 de enero de 1892 pasó a denominarse oficialmente calle de Alfonso VII, pero el pueblo avilesino continuó conociéndola como calleja de los Cuernos, como expresó muy bien el poeta festivo y comediógrafo José Martín Fernández en su sección ´Avilesinas´, del ´Diario de Avilés´:

Alfonso VII

«Nombre que han querido dar

a una estrecha travesía.

No hay avilesino hoy día

que la quiera así llamar,

pues, lector, como sabrás,

hay nombres que son eternos,

y calleja de los Cuernos

será por siempre jamás».

Este nombre popular y arraigado de calleja de los Cuernos surgió en el siglo XIX y sobre su origen hay diversas teorías. Una habla de que allí existía un matadero o carnicería en donde se sacrificaban animales y se tiraban los cuernos; otra dice que en la calleja había una verja adornada con una vistosa mata de calas, flores popularmente conocidas como cuernos; y finalmente otra versión cuenta que allí vivía un rico indiano que al regresar de la emigración se había casado con una hermosa sobrina, treinta años menor que él, a la que requería de amores un apasionado galán de su misma edad que saltaba la tapia del jardín de la casa por las noches. En opinión de Justo Ureña, cronista oficial de Avilés, esta última historia galante es la que tiene más posibilidades de ser el verdadero origen del nombre de la calleja.

Cuesta de la Molinera

Hasta 1876 no se abrió esta corta y empinada travesía, que prolongó la calle de La Fruta hasta la de la Muralla, tras comprar el Ayuntamiento la huerta adosada al palacio de Camposagrado que cerraba el paso. Oficialmente fue denominada como calle de la Unión, pero popularmente empezó a ser conocida con el nombre de cuesta de la Molinera porque allí tuvo durante años su puesto de venta de harina de maíz, en un pequeño cuarto en el torreón de la fachada norte del palacio, una molinera de Molleda. El ya mencionado José Martín Fernández, a finales del siglo XIX, recogía el sentir de los avilesinos en los siguientes versos:

«La travesía de la Unión

Este nombre, hace tiempo, lec-

tores, se le concediera...

pero siguen llamándola ´Cues-

ta de la Molinera´».

Al término de la Guerra Civil, el 4 de marzo de 1938 pasó a llamarse calle del Comandante Caballero, pero el arraigado nombre popular acabó por fin imponiéndose y desde el 18 de julio de 1979 es el que ostenta oficialmente dicha calle.

Las Meanas

Tras la desaparición del antiguo convento de las monjas de San Bernardo a mediados del siglo XIX, parte de sus piedras sirvieron de relleno a las marismas de Las Meanas, por donde discurría también el río Tuluergo. Hasta allí llegaban las pleamares antes de que se desecara el campo de Caín, donde en 1870 se edificó la plaza Nueva (hoy de los hermanos Orbón). En 1891 se subastaron las obras de desviación del río Tuluergo en el trayecto del bosque de Las Meanas. En 1919 se rellenó totalmente el parque de Las Meanas, urbanizándose la zona, hasta entonces un lugar solitario y alejado del centro, y al año siguiente se plantó arbolado. En julio de 1891, por acuerdo del pleno municipal, se decidió cambiar el nombre de Las Meanas por el más rimbombante de parque del Retiro, denominación que nunca obtuvo arraigo popular, tal como se refleja en los versos de José Martín Fernández:

«Parque del Retiro

Aunque a alguien le entrasen

ganas de llamarle de ese modo,

continuará el pueblo todo

llamándole Las Meanas».

Posteriormente se denominó también parque del Marqués de Estella y, aunque ambos nombres oficiales no lograron nunca la aceptación de los avilesinos, hubo que esperar hasta el pleno municipal celebrado el 18 de julio de 1979 para que luciera su verdadero y popular nombre de Las Meanas.

Notas

(*) Este texto se publicó también en el diario La Voz de Avilés-El Comercio, con fecha sábado 2 de octubre de 2010 y el mismo título, Nombres populares en el callejero de Avilés, en la sección «Pliegos del alfoz», que Ramón Baragaño dedica a investigaciones locales.

(**) Véase ficha «La plaza de España (El Parche)».

Historia de Avilés

Las primeras noticias de la presencia humana en el concejo datan de la Prehistoria. Por los pocos restos que nos han llegado —un hacha del Paleolítico Inferior y tres del Neolítico, estas últimas encontradas en La Rocica—, esta presencia fue más bien escasa. Se desconoce, igualmente, si en el concejo existieron castros. Hay mucha vaguedad también sobre el origen de Avilés. Se supone que proviene de un asentamiento romano cuyo poseedor se llamaba Abilius. Se han encontrado escasos y dispersos materiales de ese período: un capitel de mármol, de orden corintio, reutilizado como pila bautismal en la iglesia de San Nicolás de Bari, y monedas romanas en la ría, Sabugo, Llaranes y La Carriona.

Colabora con nosotros

Notificar error | Sube tu información | Ayúdanos a mejorar

Medio ambiente

Contribuimos a reducir la huella de carbono | Ayúdanos a cuidar de Asturias

Referencia

9S5KNX7 838Z950 J27Q275 QSH5N0M

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

© 2021 EuroWeb Media, SL

 



Dónde comer Dónde dormir Etnografía Eventos Patrimonio cultural Patrimonio natural Info práctica Turismo activo Reseñas Favoritos Buscar Altas