Personas ilustres del Concejo de Avilés

Avilés › Asturias

[EuroWeb Media]

Ruta GPS

Teléfonos: Oficina de turismo

985 544 325

 

Datos básicos

Clasificación: Etnografía

Clase: El concejo

Tipo: Varios

Comunidad autónoma: Principado de Asturias

Provincia: Asturias

Municipio: Avilés

Parroquia: Avilés

Entidad: Avilés

Comarca: Comarca de Avilés

Zona: Centro de Asturias

Situación: Costa de Asturias

Dirección: Aviles

Código postal: 33400

Cómo llegar: Personas ilustres del Concejo de Avilés

Dirección digital: 8CMPH35G+82

E-mail: Oficina de turismo

E-mail: Ayuntamiento de Avilés

Sobre Avilés: Cosmopolita, marinera, medieval, dinámica y metropolitana, así es la ciudad de Avilés y su entorno.

Tipo de turismo: accesible, arquitectónico, carreras de montaña, cementerios, cicloturismo, compras, costero, cultural, espacios protegidos, eventos, gastronómico, industrial, lgtb, marítimo o de cruceros, monumental, negocios, ornitológico, religioso, reuniones y congresos, rural, seminarios y convenciones, sol y playa, urbano o de ciudad y viajes de incentivo.

 

Personas ilustres del Concejo de Avilés

Nota: No disponemos de foto de Personas ilustres del Concejo de Avilés, mostramos un detalle del mapa de la zona. Si observa algún error en el contenido, agradecemos use el formulario que hay a pie de página.

Descripción:

Alas, una de las más célebres y poderosas familias del concejo entre los siglos XII y XVII, que comprende dos ramas: la de Padroneros de la Capilla, fundada por Pedro Juan, y la de los Alféreces Mayores de Avilés, con una gran participación en la conquista de América, particularmente en La Florida y Magallanes. Miembros de este linaje fueron, entre otros, Pedro Juan de las Alas, a cuya voluntad testamental se debe la erección en 1346 de la capilla del mismo nombre; Hernando de las Alas, participante en las guerras de Italia, Francia y Túnez y contra los corsarios, siguiendo a Carlos I, con un hijo, Martín de las Alas, que le acompaña y sirve a Felipe II, del que recibe el título hereditario de «Alférez Mayor de Avilés» en 1558. Con Pedro Menéndez de Avilés toman parte en la conquista de La Florida Esteban de las Alas, teniente general de la escuadra de Asturias y Vizcaya, gobernador de los fuertes de San Agustín, y Alonso de las Alas, capitán y veedor de La Florida.

El navegante, cosmógrafo, conquistador y gobernante Pedro Menéndez de Avilés (1519-Santander, 1574), Adelantado de La Florida, región que exploró, conquistó y colonizó, personifica el modelo de hombre de Armas. Diez veces Capitán General del Mar Océano, lo cruzó en más de veinte ocasiones, siempre en fiel servicio del rey Felipe II. Caballero del hábito de Santiago, fue comendador de Santa Cruz de la Zarza, gobernador de Cuba y quinto Adelantado de La Florida, territorio que dominó y en el que creó asentamientos y misiones, empeño en el que antes habían fracasado ocho conquistadores. Su proeza ocurrió en 1565, año en el que fundó la ciudad de San Agustín, la más antigua de los actuales Estados Unidos de América. En 1574 es nuevamente requerido por el rey «para cosas de su servicio», con el fin de que se pusiera al mando de una gran escuadra reunida en Santander al objeto de dominar y pacificar las sublevaciones de Flandes. Tomó posesión como capitán general de aquella poderosa escuadra el 8 de septiembre, pero al día siguiente fue víctima de «un tabardillo violento» (tifus exantemático), a consecuencia del cual falleció el 17 del mismo mes, a los 55 años. Escribió numerosas cartas, informes y memorias: Relación precisa para saber lo que se camina por la longitud de Este al Oeste; Carta del rey sobre las reglas e instrucciones que debieran tenerse presentes en todos los sucesos que pudieran acaecer en la flota que partía para Indias y de la cual iba por capitán general; Cartas de marear en las cosas de Indias, etc.

Otro militar y marino de prestigio fue Rui González, a quien Fernando III el Santo le otorgó el escudo de la villa por su participación en la conquista de Sevilla.

Militar de prestigio fue Nuño Pérez de Quiñones, alférez mayor, portaestandarte, comendador y maestrante de Alcántara en época de Alfonso VII.

El teniente general Nicolás de Llano Ponte, quien libró a Santander de las tropas napoleónicas.

Francisco Antonio Bances Candamo (calle de Atrás del barrio de Sabugo, 1662-Lezuza, en Albacete, 1704). Huérfano de padre, su madre confió, muy pronto, su cuidado y custodia a su hermano, Antonio, canónigo en la catedral de Sevilla. A la temprana edad de 10 años, recibió órdenes menores. Luego, estudió Filosofía y Teología y más tarde abandonó la carrera eclesiástica. Vivió en Madrid y escribió para el teatro muchas y variadas obras, siendo nombrado «autor de comedias de la Corte» durante el reinado de Carlos II. En 1697 se le dio el cargo de administrador de Rentas Reales de Ocaña y su partido. Más tarde vivió en Cuenca, Ubeda, Baeza, San Clemente y Lezuza. Escribió muchísimas obras didácticas, líricas, dramáticas y satíricas, siendo su teatro muy celebrado en la Corte. Algunas obras suyas son el tratado Theatro de los theatros de los pasados y presentes siglos; las comedias El esclavo en grillos de oro, La piedra filosofal, El español más amante y despreciado Macías y la muy exitosa El duelo contra su dama, y respecto al tema de las rentas reales, el Discurso sobre el origen y consistencia de las Rentas Reales, causa de su deteorización, y motivos de su restablecimiento.

Marcos del Torniello, pseudónimo de José Manuel García González (Avilés, 1853-1938), figura señera entre los escritores y poetas bablistas asturianos, autor de volúmenes de poesía en bable (Tambor y gaita, Orbayos de la Quintana) y de una incursión en el teatro con Esfoyeta.

Constantino Suárez Fernández, Españolito (Avilés, 1890-Madrid, 1941), escritor y polígrafo, que en 1906 emigra a Cuba, residiendo en ella hasta 1921; a partir de 1908 aparecen en la prensa cubana y en la avilesina sus crónicas y cuentos; sus novelas Isabelina y El hijo de trapo alcanzaron gran divulgación y popularidad en su época; su obra cumbre y fundamental es el Indice Bio-Bibliográfico de Escritores y Artistas Asturianos.

Octavio Bellmunt y Traver (Avilés, 1845-Gijón, 1910), cuya obra fundamental, como escritor, fue la monumental publicación: Asturias: Su historia y monumentos, bellezas y recuerdos, costumbres y tradiciones (Gijón, 1894-1900), escrita en colaboración con otros escritores y dirigida conjuntamente con Fermín Canella y Secades.

El escritor y periodista Julián Orbón (Avilés, 1880-1936), hermano del músico Benjamín Orbón, gozó de reconocido prestigio en Cuba y en Avilés, donde fundó El Heraldo de Avilés y El Progreso de Asturias.

La poetisa Ana de Valle, seudónimo de Ana Iglesias Arias (Avilés, 1900-Bélgica, 1984), quien publicó sus primeros poemas en el diario La Voz de Avilés en 1924, colaborando después en distintas revistas y publicaciones; en 1932 vio la luz un libro titulado Pájaro Azul; tras residir varios años en Francia, regresó a Avilés, publicando Tallos Nuevos; otras obras suyas son Tránsito a la Alegría, Al ritmo de las horas, Escorzos y La otra Serenidad. La muerte le llegó en Bélgica, donde vivía con una hija suya.

El pintor Juan Carreño Miranda (Avilés, 1614-Madrid, 1685), «el sucesor propiamente dicho de Velázquez en la escuela de Madrid fue Don Juan Carreño Miranda, sin duda el personaje artístico de mayor importancia de la segunda mitad del siglo XVII» (Augusto L. Mayer); pintor de la Corte y del rey Carlos II, dejó muestras de su excepcional categoría en multitud de obras. En 1669 fue nombrado pintor del Rey y en 1671, pintor de Cámara. En Madrid estudió con los más conocidos maestros de su tiempo. El museo parisino del Louvre expone espléndidos cuadros suyos. Aparte de su labor decorativa, la obra de Carreño Miranda se puede agrupar en dos apartados: cuadros de asunto religioso (Los Desposorios de Santa Catalina, Santa Ana dando lecciones a la Virgen...) y retratos (Marquesa de Santa Cruz, Duque de Pastrana, Don Enrique Felipe de Guzmán, etc.).

Luis Bayón (Avilés, 1894-Cataluña, 1945), el pintor avilesino más famoso de este siglo, el de mayor proyección exterior, viajó por Italia (Génova, Milán, Florencia, Venecia y Roma) y Francia, donde tuvo la oportunidad de conocer las últimas tendencias de la pintura, entre ellas el impresionismo, que impregnó toda su producción pictórica; en varios de sus cuadros recrea distintos paisajes urbanos de la villa que le vio nacer; en 1936 consiguió la cátedra de Pintura en Cervera.

Ramón de Llano Ponte, uno de los inspiradores del alzamiento contra los franceses que dio inicio a la guerra de la Independencia.

Fray Felipe Antonio González Abarca, obispo de Ibiza y Santander; etc.

Gutierre Bernardo de Quirós, primer marqués de Campo Sagrado, que fue corregidor de Madrid.

Estanislao Suárez Inclán, diputado por la villa, ministro de Ultramar, director del Diccionario de Administración y senador.

Julián García San Miguel, doctor en Derecho y académico de las Ciencias Morales y Políticas, diputado a Cortes, ministro de Gracia y Justicia, etc.

Antonio Trevín, diplomado en Magisterio y licenciado en Historia, alcalde de Llanes y ex presidente del gobierno del Principado de Asturias.

Fernando Morán (Avilés, 1926), diplomático y escritor, cursó estudios de Derecho en la Escuela Diplomática, se licenció en Ciencias Políticas y Económicas, ampliando estudios en París y Londres. Es un hombre de una intensa actividad política; miembro del Partido Socialista Popular (PSP), al unirse éste con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se presentó a las elecciones al Senado por Asturias en 1978, saliendo elegido. Portavoz de la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado fue profesor de la Escuela Diplomática y Ministro de Asuntos Exteriores en el primer gobierno socialista (diciembre de 1982-julio de 1985), siendo uno de los artífices del ingreso de España en la Comunidad Europea. Como escritor, además de artículos y trabajos sobre temas políticos y de su especialidad, ha publicado También se muere el mar (novela), El profeta; El nuevo Reino, sentido de la política en Africa; Novela y semidesarrollo; Explicación de una limitación; Despliegues ideológicos de la 2ª guerra mundial o Una política exterior para España.

Historia de Avilés

Las primeras noticias de la presencia humana en el concejo datan de la Prehistoria. Por los pocos restos que nos han llegado —un hacha del Paleolítico Inferior y tres del Neolítico, estas últimas encontradas en La Rocica—, esta presencia fue más bien escasa. Se desconoce, igualmente, si en el concejo existieron castros. Hay mucha vaguedad también sobre el origen de Avilés. Se supone que proviene de un asentamiento romano cuyo poseedor se llamaba Abilius. Se han encontrado escasos y dispersos materiales de ese período: un capitel de mármol, de orden corintio, reutilizado como pila bautismal en la iglesia de San Nicolás de Bari, y monedas romanas en la ría, Sabugo, Llaranes y La Carriona.

Colabora con nosotros

Notificar error | Sube tu información | Ayúdanos a mejorar

Medio ambiente

Contribuimos a reducir la huella de carbono | Ayúdanos a cuidar de Asturias

Referencia

5KP6YN9 NQZ3IA4 ZH1QD1I I1CO862

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

© 2021 EuroWeb Media, SL

 



Dónde comer Dónde dormir Etnografía Eventos Patrimonio cultural Patrimonio natural Info práctica Turismo activo Reseñas Favoritos Buscar Altas