Sabugo, el viejo barrio marinero de Avilés

Avilés › Asturias

[EuroWeb Media]

Ruta GPS

Teléfonos: Oficina de turismo

985 544 325

 

Datos básicos

Clasificación: Etnografía

Clase: El concejo

Tipo: Varios

Comunidad autónoma: Principado de Asturias

Provincia: Asturias

Municipio: Avilés

Parroquia: Avilés

Entidad: Avilés

Comarca: Comarca de Avilés

Zona: Centro de Asturias

Situación: Costa de Asturias

Dirección: Aviles

Código postal: 33402

Cómo llegar: Sabugo, el viejo barrio marinero de Avilés

Dirección digital: 8CMPH35G+82

E-mail: Oficina de turismo

E-mail: Ayuntamiento de Avilés

Sobre Avilés: Cosmopolita, marinera, medieval, dinámica y metropolitana, así es la ciudad de Avilés y su entorno.

Tipo de turismo: accesible, arquitectónico, carreras de montaña, cementerios, cicloturismo, compras, costero, cultural, espacios protegidos, eventos, gastronómico, industrial, lgtb, marítimo o de cruceros, monumental, negocios, ornitológico, religioso, reuniones y congresos, rural, seminarios y convenciones, sol y playa, urbano o de ciudad y viajes de incentivo.

 

Sabugo, el viejo barrio marinero de Avilés

Nota: No disponemos de foto de Sabugo, el viejo barrio marinero de Avilés, mostramos un detalle del mapa de la zona. Si observa algún error en el contenido, agradecemos use el formulario que hay a pie de página.

Descripción:

  • Autor: Ramón Baragaño*, escritor e investigador.
  • Fecha: 14 de junio de 2010.

Sabugo, que figura como pueblo en los documentos más antiguos y como barrio posteriormente, se alza sobre un promontorio de unos once metros de altura, a orillas de la ría de Avilés y separado de la villa -en su tiempo amurallada- por el río Tuluergo y las marismas que se formaban en lo que hoy es el parque del Muelle y la Plaza Nueva o de los Hermanos Orbón. Siempre fue el arrabal de la villa avilesina con más personalidad. Su actividad principal fue la relacionada con el mar: pescadores, marinos y constructores de buques en sus astilleros.

 

En la Baja Edad Media el puerto de Avilés fue el más importante de Asturias y uno de los más notables de todo el mar Cantábrico, debido al fluido comercio marítimo que generaba gracias sobre todo a la sal, tan necesaria en aquella época. En ese contexto económico, Sabugo, con su actividad pesquera y sus astilleros, era un pilar fundamental. En los siglos XVII y XVIII empieza la decadencia del puerto avilesino, que Miguel Solís Santos estudia con detalle en una obra reciente que es la primera historia que se publica monográficamente sobre Sabugo.

El autor

Miguel Solís Santos nació en Sabugo (Avilés) el 8 de mayo de 1956. Licenciado en Biológicas por la Universidad de Oviedo, es profesor de Biología y Geología del Instituto de Enseñanza Secundaria de Salinas (Castrillón). Articulista y colaborador de prensa, en 2007 recibió el premio de periodismo Enriqueta González Rubín. Es un activo y galardonado escritor en asturiano, autor de la primera novela en esa lengua: ´Les llamuergues doraes´ (1982). Ganó el premio Xosefa Xovellanos de novela en las convocatorias de 1980, 1981, 1984 y 2004. Es también redactor e ilustrador de varios libros de literatura juvenil y material pedagógico en lengua asturiana. En el año 2000 fue galardonado con el premio Fuertes Acevedo por su ensayo histórico sobre los indianos titulado ´La memoria de les dos orielles´. Es miembro correspondiente de la Academia de la Llingua Asturiana y autor de los textos y las ilustraciones de ´La hestoria d´Avilés´, obra que ha tenido tres ediciones (1985, 1992 y 2009). Su estudio en castellano ´Sabugo, el barrio marinero de Avilés, durante el Antiguo Régimen´ fue premio Padre Patac 2009 y ha sido recientemente publicado. Hombre polifacético, cultiva la pintura de tendencia cubista y expresionista, es cartelista y dibujante, y autor de planos turísticos de la Consejería de Turismo del Principado de Asturias.

La obra

El libro de Miguel Solís Santos ´Sabugo, el barrio marinero de Avilés, durante el Antiguo Régimen´, de casi 400 páginas, con algunas ilustraciones y bien editado por KRK Ediciones y la Consejería de Cultura y Turismo (Oviedo, 2010), constituye una crónica pormenorizada del barrio sabuguero durante los siglos XVII, XVIII y principios del XIX, o sea, durante la última etapa del Antiguo Régimen. Se trata de una época de crisis económica, de decadencia del puerto avilesino y, por tanto, también del barrio de Sabugo.

El estudio de Solís Santos es muy completo y está felizmente concebido como una aproximación a todas las facetas de la vida cotidiana en Sabugo. Así, se tratan aspectos tales como el espacio geográfico, los nacimientos, los nombres y los apellidos de la gente, el número de habitantes, el origen de los vecinos, los matrimonios, las defunciones, los testamentos, las actividades económicas y los personajes destacados que nacieron en el barrio, entre los que figuran el dramaturgo Francisco Bances Candamo, el músico y compositor Ramón de Garay y el historiador fray Roberto Muñiz. Todo ello complementado con una amplia bibliografía, un índice de cuadros y figuras y una tabla de contenidos.

En tan ardua tarea de investigación el autor empleó ocho años de trabajo consultando todas las fuentes documentales. En primer lugar, los archivos parroquiales de Santo Tomás de Sabugo y San Nicolás de Bari, cuyos libros de bautizados, confirmados, matrimonios y defunciones nos muestran la peripecia vital, de la cuna a la tumba, de los sabugueros, en el marco de una sociedad dominada por la monarquía absoluta y el ultracatolicismo. En el Archivo Histórico Municipal de Avilés encontró padrones, el catastro del marqués de la Ensenada, justificaciones de hidalguía y otros documentos que le proporcionaron datos necesarios para conocer otras facetas de la vida civil. Finalmente, en el Archivo Histórico de Asturias los protocolos notariales de compraventas, préstamos, contratos laborales y los testamentos le ayudaron a profundizar en el conocimiento de la vida cotidiana de aquella sociedad.

Esta obra está llena de datos y cifras y es una fuente ya fundamental para el conocimiento del barrio marinero de Avilés durante la época estudiada, pero, al mismo tiempo, está plagada de curiosidades aparentemente nimias que hacen de este libro un estudio diferente y peculiar. Se puede seguir el cambio que se experimenta en los nombres que se ponían a los bautizados, variables en función de las modas, como ahora; se aportan datos y noticias sobre la elección de sepultura y mortaja para los difuntos, así como los extranjeros que vivían en el barrio, cuyo puerto de mar era una auténtica ventana abierta al mundo exterior. Todo ese conjunto documental nos permite conocer bastante bien la mentalidad colectiva del histórico barrio marinero de Avilés.

Nota

(*) Este texto se publicó también en el diario La Voz de Avilés-El Comercio, con fecha 12 de junio de de 2010 y el título Sabugo, el viejo barrio marinero, en la sección «Pliegos del alfoz», que Ramón Baragaño dedica a investigaciones locales.

Historia de Avilés

Las primeras noticias de la presencia humana en el concejo datan de la Prehistoria. Por los pocos restos que nos han llegado —un hacha del Paleolítico Inferior y tres del Neolítico, estas últimas encontradas en La Rocica—, esta presencia fue más bien escasa. Se desconoce, igualmente, si en el concejo existieron castros. Hay mucha vaguedad también sobre el origen de Avilés. Se supone que proviene de un asentamiento romano cuyo poseedor se llamaba Abilius. Se han encontrado escasos y dispersos materiales de ese período: un capitel de mármol, de orden corintio, reutilizado como pila bautismal en la iglesia de San Nicolás de Bari, y monedas romanas en la ría, Sabugo, Llaranes y La Carriona.

Colabora con nosotros

Notificar error | Sube tu información | Ayúdanos a mejorar

Medio ambiente

Contribuimos a reducir la huella de carbono | Ayúdanos a cuidar de Asturias

Referencia

04II16E 35FR44A G4DY082 NO125DI

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

© 2021 EuroWeb Media, SL

 



Dónde comer Dónde dormir Etnografía Eventos Patrimonio cultural Patrimonio natural Info práctica Turismo activo Reseñas Favoritos Buscar Altas