Geografía de Avilés

Avilés › Asturias

[EuroWeb Media]

Ruta GPS

Teléfonos: Oficina de turismo

985 544 325

 

Datos básicos

Clasificación: Etnografía

Clase: Datos básicos

Tipo: Geografía

Comunidad autónoma: Principado de Asturias

Provincia: Asturias

Municipio: Avilés

Parroquia: Avilés

Entidad: Avilés

Comarca: Comarca de Avilés

Zona: Centro de Asturias

Situación: Costa de Asturias

Dirección: Aviles

Código postal: 33400

Cómo llegar: Geografía de Avilés

Dirección digital: 8CMPH35G+82

E-mail: Oficina de turismo

E-mail: Ayuntamiento de Avilés

Sobre Avilés: Cosmopolita, marinera, medieval, dinámica y metropolitana, así es la ciudad de Avilés y su entorno.

Tipo de turismo: accesible, arquitectónico, carreras de montaña, cementerios, cicloturismo, compras, costero, cultural, espacios protegidos, eventos, gastronómico, industrial, lgtb, marítimo o de cruceros, monumental, negocios, ornitológico, religioso, reuniones y congresos, rural, seminarios y convenciones, sol y playa, urbano o de ciudad y viajes de incentivo.

 

Geografía de Avilés

Nota: La foto que mostramos de Geografía de Avilés es sólo a efectos ilustrativos. Si observa algún error en el contenido, agradecemos use el formulario que hay a pie de página.

Descripción:

Localización: Al norte del Principado de Asturias y en el centro de su costa.

Límites: Al norte, concejo de Gozón; al sur, el de Corvera; al este, Gozón y Corvera, y al oeste, Castrillón.

Población de derecho: 84.835 habitantes (revisión censal de enero de 1998).

Extensión: 26,81 kilómetros cuadrados.

Capital: Avilés (villa).

Partido judicial: Avilés.

Parroquias: Avilés, Entreviñas (San Cristóbal d´Entreviñes), Laviana (Llaviana), Miranda y Navarro.

Situación y límites. Avilés es un importante concejo, con tan sólo 26,81 kilómetros cuadrados de superficie, situado al Norte del Principado de Asturias, en el centro de su costa, pero, curiosamente, no es marítimo, no tiene salida al mar, sino a la ría de Avilés, al estar a 500 m del Cantábrico, del que lo separan la península de San Juan de Nieva o del Faro, perteneciente al municipio de Gozón, y El Espartal, que forma parte del de Castrillón. Su puerto es, pues, de ría.

El concejo avilesino limita con tres concejos: el de Gozón, al norte; al sur, Corvera; al este, de nuevo Gozón y Corvera, y al oeste, Castrillón.

A nivel geográfico y morfológico, el territorio municipal es bastante uniforme. Se trata de un espacio de escaso, de suave relieve que abarca tres unidades, tres paisajes diferentes: el área costera, la ría de Avilés y la zona montañosa meridional. La zona litoral es la parte más extensa, ocupando las tres cuartas partes de la superficie, e incluye la rasa marítima, prolongación hacia el interior de la del cabo Peñas. La ría, que acapara el 3% del territorio —porcentaje superior al de las tierras cultivadas—, discurre encajada en dicha rasa, «llegando, después de tres millas de muelles, hasta el mismo corazón de la ciudad del mismo nombre» (Juan Carlos de la Madrid). Queda por citar la zona montañosa meridional, constituida por las estribaciones del macizo de Gorfolí (677 m), que cierran por el sur la plataforma costera.

La villa de Avilés, capital municipal, se encuentra a 8 m de altitud y goza de una privilegiada posición: está emplazada sobre terreno bajo y llano, en algunas partes ganado al mar, al oeste del cabo Peñas y en la margen izquierda de la ría que lleva su nombre, un puerto cómodo y con suficiente profundidad que facilitó la secular inclinación marinera y comercial de Avilés. Una parte considerable de su entorno está formada por tierras que tienen una cierta elevación y están asentadas sobre la rasa marítima, como San Cristóbal (130 m) y Miranda (80 m).

A la ría de Avilés, que es la unidad que determina con mayor claridad la forma del territorio (De la Madrid), vierten sus aguas, sobre todo, los ríos Raíces, Tuluergo, Alvarés, Arlós, San Martín y Magdalena.

Importantes son también las formaciones de dunas en el tramo comprendido entre Las Arobias o Les Arobies y la desembocadura de San Juan de Nieva.

El clima de Avilés, húmedo y templado, se encuentra determinado por factores como la latitud 43º 33´ 25´´, la altitud y la proximidad al mar y a la ría de la villa. Las temperaturas son de tipo atlántico, suaves, sin cambios bruscos a lo largo del año: las mínimas no bajan de los 0 ºC y las máximas no superan los 30º. La media térmica invernal es de unos 10 ºC y la estival, de 18 ºC, aproximadamente. Las lluvias abundan en el invierno, con una pluviosidad entre los 1.000 y 1.100 mm, mientras que, tal vez a resultas del posible y tantas veces mentado cambio climático mundial, han disminuido últimamente en primavera, estación que permite disfrutar de gratas temperaturas, muy cercanas a las propias del verano. Las precipitaciones en forma de nieve no son nada frecuentes.

En su espectacular crecimiento conseguido a partir de la implantación, en los últimos años cincuenta, de Ensidesa (hoy Aceralia) —la gran empresa pública—, la ciudad ha ido acorralando la superficie agraria y forestal, en beneficio de un uso urbano e industrial del suelo. Por tanto, la vegetación de la zona no es muy copiosa. El árbol hegemónico es el eucalipto, presente en plantaciones artificiales. Igualmente, en las proximidades de la villa queda espacio para pequeñas manchas forestales de castaños, abedules y alisos.

El principal núcleo de población es su capital, hoy la tercera aglomeración de la comunidad autónoma asturiana, con aproximadamente 80.000 de los 84.635 habitantes de derecho con que cuenta el concejo avilesino, según datos de enero de 1998, lo que supone una elevadísima densidad —más de 3.000 habitantes por kilómetro cuadrado—, la mayor de Asturias y una de las primeras de España. Este municipio ha sido, entre todos los de Asturias, el que ha conocido un crecimiento demográfico más intenso, especialmente a partir de la instalación de Ensidesa en los cincuenta. Al 31 de diciembre de 1969, con una población de 77.676 personas, había multiplicado por seis los 12.763 habitantes de 1900. Hasta la mitad del siglo actual el aumento fue poco significativo. El incremento más espectacular se produjo entre los años 1950 (21.270 hab.) y 1960 (48.503 hab.); en esa década la tasa de crecimiento se disparó hasta situarse en un 128%, lo que se tradujo en una ganancia poblacional de algo más de 27.000 personas. Fue la lógica respuesta a la gran apuesta inversora del Instituto Nacional de Industria (INI) en las márgenes de la ría, con la construcción de importantes complejos industriales (Ensidesa, Endasa, Cristalería Española), a cuyo reclamo acudieron masivamente gentes del entorno, de otros lugares de Asturias y también de León, Galicia, Andalucía, Castilla o Extremadura. Este incremento se debe, por tanto, al movimiento migratorio y a la natalidad. Desde 1970 (82.433 hab.), el ritmo de crecimiento comenzó a disminuir, coincidiendo con la fuerte crisis económica de Avilés y comarca, debido a su especialización en la industria pesada y a su subordinación a decisiones ajenas. Las cifras del padrón municipal avilesino de mayo de 1996 (85.696 hab.), comparadas con los datos de la revisión de enero de 1998 (84.835 hab.), arrojan resultados negativos: la pérdida de 861 ciudadanos, es decir, un 1% de su población.

Economía. Avilés, donde los términos concejo y ciudad se identifican, se confunden, ha adquirido una importancia que no se corresponde con su reducida superficie, que trasciende su ámbito territorial. Primer puerto y segunda ciudad asturiana durante centurias, es el centro comercial y de servicios de la comarca homónima, constituida por cinco municipios, Gozón, Corvera, Illas, Castrillón y Avilés, que suman unos 150.000 habitantes.

Hoy es la tercera población del Principado, y su puerto, que se mantiene al margen de las crisis, es el segundo más importante de la región, y «sigue sus procesos de ampliación en una privilegiada posición en la que controla el desembarco del 75% del peso de toda la pesca asturiana» (De la Madrid).

La decadencia industrial no se ha logrado aún paliar. No obstante, se están produciendo avances en su reactivación. En este sentido, hay que apuntar el buen momento por el que atraviesa la construcción naval en Avilés —tras casi una década de recesión—, gracias a los planes europeos y regionales de renovación de la flota pesquera. Las esperanzas de reindustrialización están depositadas en el Parque Empresarial de Avilés, en terrenos liberados de actividad tras el cierre de la cabecera siderúrgica avilesina; es el mayor polígono industrial asturiano, con una extensión de 1,8 millones de kilómetros cuadrados, y uno de los mejores de todo el país por sus condiciones geográficas, físicas y de servicios. Además, la pujante industria del automóvil está tirando de las principales empresas de la comarca: las multinacionales Aceralia, Cristalería Española, Asturiana de Zinc (AZSA) e, incluso, Du Pont. La primera de ellas, una gran compañía siderúrgica, ha inaugurado recientemente una línea de galvanizado, fabricando chapa recubierta de zinc con aplicación, sobre todo, en la automoción. La nueva línea de Cristalería le permitirá fabricar parabrisas para coches. AZSA, por su parte, tiene prevista su ampliación. Du Pont-Asturias contribuye a la industria del automóvil con la fabricación en Tamón de su nuevo producto sontara, un tejido con utilización en el proceso de desengrasado de la chapa previo al revestimiento de las carrocerías.

A estas iniciativas se suma, en el sector terciario, Parque Astur, un ambicioso complejo, con una primera fase a inaugurada en mayo de 2000, que comprende 140 ofertas de comercio, ocio y deporte, entre ellas un gran supermercado, dos medianas superficies, diez salas de cine y dos piscinas; supone un inversión de 16.000 millones de pesetas y una plantilla que oscilará entre las 1.000 y 1.500 personas. En cuanto al sector primario, éste tiene escasa trascendencia en el concejo.

Historia de Avilés

Las primeras noticias de la presencia humana en el concejo datan de la Prehistoria. Por los pocos restos que nos han llegado —un hacha del Paleolítico Inferior y tres del Neolítico, estas últimas encontradas en La Rocica—, esta presencia fue más bien escasa. Se desconoce, igualmente, si en el concejo existieron castros. Hay mucha vaguedad también sobre el origen de Avilés. Se supone que proviene de un asentamiento romano cuyo poseedor se llamaba Abilius. Se han encontrado escasos y dispersos materiales de ese período: un capitel de mármol, de orden corintio, reutilizado como pila bautismal en la iglesia de San Nicolás de Bari, y monedas romanas en la ría, Sabugo, Llaranes y La Carriona.

Colabora con nosotros

Notificar error | Sube tu información | Ayúdanos a mejorar

Medio ambiente

Contribuimos a reducir la huella de carbono | Ayúdanos a cuidar de Asturias

Referencia

4E1YDMN 2EI5H60 B8I946F J290JNL

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

© 2021 EuroWeb Media, SL

 



Dónde comer Dónde dormir Etnografía Eventos Patrimonio cultural Patrimonio natural Info práctica Turismo activo Reseñas Favoritos Buscar Altas